FISIOSEXOLOGÍA

No se puede hablar de suelo pélvico y no hablar de su aspecto sexual. Muy a menudo los problemas perineales repercuten en el mundo sexual. Y más a menudo, aún, no sabemos quien nos puede ayudar. En el peor de los casos ni nos hemos planteado que alguien nos puede ayudar.

La fisiosexología es la rama de la fisioterapia que se ocupa de los problemas que afectan al mundo sexual:

– Dolor en las relaciones sexuales
– Dificultad o imposibilidad de llegar al orgasmo
– Falta de líbido…

La fisiosexología básicamente despierta, reeduca, reinstaura la función erótica, la capacidad del ser humano de sentir placer. Y no hablamos sólo de placer sexual. Hablamos de la capacidad de percibir algo placentero a través de los sentidos. Por ejemplo: un niño de dos años que coge el puré y se lo pone por la cabeza y la cara, está ejercitando su función erótica. Está disfrutando de embadurnarse con puré, está sintiendo placer, un placer no sexual, evidentemente, pero está ejercitándose en sentir placer a través del cuerpo. Está estimulando su función erótica.

Tener una buena función erótica no es dominar el Kamasutra, ni ser una fiera en la cama, ni tener una cola de amantes. Tener una buena función erótica es estar a gusto con lo que haces, con quien lo haces y como lo haces.

La función erótica puede cortarse por un parto, una enfermedad, un shock… o puede apagarse por poco uso, por poca atención…

La fisiosexología no es un trabajo de pareja (aunque puede hacerse). Es un trabajo individual. Es un viaje, personal y profundo, hacia el conocimiento de los propios gustos y ritmos. Si yo conozco mis gustos y mis tiempos podré guiar a otra persona. Los dos saldremos ganando.

En el sexo no hay cosas buenas o malas. Todo está bien, mientras sea entre adultos y consentido.

Fisura Anal, desde la fisioterapia te podemos ayudar

Si manchas el papel al defecar, tienes dolor durante o tras la evacuación, picor anal y/o sientes que el ano está muy cerrado, puede ser una fisura.

Y qué es? es una pequeña lesión muy dolorosa en el canal anal, que a veces tiende a ser crónica y desesperante. Es muy desconocida, se da tanto en hombre como mujeres y es muy frecuente en el postparto.

Cómo se produce? Suele aparecer tras un episodio de estreñimiento o diarrea aunque a veces no se sabe por qué, y las favorece la lesión previa de la mucosa anal (hemorroides, sexo anal, enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedades infecciosas, cáncer anal, quimioterapia…)

Por qué cuesta curarla? porque genera un círculo vicioso en el que el dolor de la herida tensa la musculatura, lo que produce falta de riego sanguíneo en la zona que hace que cure mal, a la vez que dificulta la defecación, por lo hay que empujar más y se reproduce la fisura

Cómo se cura?

La práctica de estos consejos suele ser suficiente en la mayoría de los casos:

  • Para ablandar heces, tomar más agua y tomar fibra. En ocasiones hay que recurrir a laxantes
  • Evitar irritantes como el alcohol o comidas picantes.
  • Relajar el esfínter con baños de asiento con agua caliente.
  • Defecar de forma correcta: tratar de no empujar, sacar el aire si tienes que hacerlo, respetar el deseo defecatorio para que sea más fácil, usar un taburete bajo los pies como en posición de cuclillas
  • Facilitar la irrigación de la zona evitando estar sentado sin moverse muchas horas y realizando ejercicio
  • Bajar el nivel de estrés

Pero cuando no son suficientes,desde la fisioterapia te podemos ayudar complementando los consejos generales y el tratamiento médico.

Cómo lo hacemos? Realizamos terapia manual miofascial, usamos diatermia (indiba), electroestimulación del tibial posterior, reeducamos la postura, el complejo glúteo analy la defecación.

Es un tratamiento que no es inmediato, necesita implicación por parte de los pacientes, y suele tener alguna recaída. Pero la satisfacción al lograr curarlas cuando ya la única opción era quirúrgica, especialmente en pacientes que NO querían esa vía, es fantástica.

Y en caso de ser necesaria la vía quirúrgica, ayudamos a preparar la operación y podemos acompañamos el postquirúrgico favoreciendo la cicatrización.

 

Ana Escudero

Fisioterapeuta especializada en reeducación suelo pélvico y abdomen