Specialists in pelvic floor

El suelo pélvico es una de las zonas más desconocidas y olvidadas del cuerpo. El suelo pélvico es el conjunto de músculos que forman el suelo de la pelvis. Interviene en las funciones básicas de la micción y defecación, continencia embarazo y parto, relaciones sexuales, soporte de las vísceras pélvicas y estabilidad lumbar.


Suelo pélvico » Espai Alè - Espai de salut a Gracia (Barcelona)

Algunas verdades del suelo pélvico:

 Durante el embarazo es importante atender el suelo pélvico.
 El postparto inmediato es clave para el perineo femenino.
 Es falso que sea normal tener problemas en la menopausia.
 Una valoración a tiempo evita problemas.
 Las disfunciones tienen tratamiento, te podemos ayudar.
 Es inteligente no esperar a tener problemas.
 Definitivamente, no es normal “mearse de risa”.

Suelo pélvico » Espai Alè - Espai de salut a Gràcia (Barcelona)

Conoce tu propio suelo pélvico, el perineo

Conocer el propio suelo pélvico, el perineo, es importante para todo ser humano, sea hombre o mujer, en todas las etapas de su vida.

Recuerda: no hace falta esperar a tener problemas para conocer tu propio suelo pélvico. Detectar que el tejido o el sistema empieza a fallar es la mejor manera de evitar molestias y situaciones que pueden ser muy estresantes y limitadoras. Actuar cuando el problema se manifiesta es actuar tarde.

Valoración suelo pélvico » Espai Alè - Espai de salut a Gràcia (Barcelona)

Valoración

La valoración del suelo pélvico sirve como punto de partida para saber donde estamos, tanto si hay problemas manifestados como si no.

Confeccionamos una historia clínica completa, con tal de conocer a cada persona, la realidad en la que se encuentra y sus situaciones de riesgo. Valoramos la postura, el diafragma, la faja abdominal, la respiración, el suelo pélvico, la capacidad y la calidad de la contracción... El tacto vaginal o anal son aspectos de la valoración.

Con profesionalidad, sensibilidad y confidencialidad combinamos el trabajo individual en cabina con trabajo en casa.

Sòl Pelvià » Espai Alè - Espai de salut a Gràcia Barcelona

Tratamiento del suelo pélvico

Tratamos el suelo pélvico de forma especifica y en toda su globalidat.

Practicamos ejercicios de suelo pélvico (Kegels), gimnasia abdominal hipopresiva, reeducación postural, refuerzo de la faja abdominal, terapia manual, trabajando las cicatrices, electroterapia, biofeedback, Indiba, adaptación de hábitos... Utilizamos i adaptamos los recursos necesarios para cada persona. En un ambiente íntimo y personal tratamos los problemas y reeducamos el cuerpo.

Te ofrecemos la posibilidad de asesorarte, de forma gratuita. Hablemos un rato y determinamos que necesitas.

Disfunciones

La atrofia vaginal no es una disfunción, propiamente hablando. Es una situación fisiológica que puede dar más o menos problemas. La disminución de estrógeno que marca la llegada de la menopausia afecta a todo el cuerpo, pero afecta más especialmente los tejidos de la vagina. Se vuelven frágiles, se resecan puede aparecer disconfort y dolor en las relaciones sexuales …

La atrofia vaginal se puede combatir, con alimentación, con ejercicios, con estimulación actividad metabólica

Una cicatriz olvidada a menudo es un foco de problemas y dolor. Si te han tenido que hacer una cesárea o una episiotomía, tenemos cicatrices para trabajar. Debemos flexibilizar la cicatriz, liberar las adherencias, regenerar tejidos, vascularizar la zona ... En el Espacio Aliento trabajamos las cicatrices con terapia manual, osteopatía y Indiba.

A veces los rectos del abdomen, la musculatura abdominal superficial cede a las presiones del embarazo y "abre", se separa. Esta separación puede ser mínima o profunda. Con terapia manual, ejercicios abdominales y trabajo postural se puede mejorar mucho. Vale la pena intentarlo.

La sensibilidad durante las relaciones sexuales es fruto de múltiples estímulos, algunos de ellos totalmente orgánicos. El estado de los tejidos, el tono muscular, la capacidad tráctil … son algunos de los factores implicados en la sensibilidad. Un suelo pélvico debilitado por partos, cirugía, menopausia … proporciona menos contacto entre las paredes vaginales y el pene, y por tanto, menos fricción y menos sensaciones. El tratamiento de fisioterapia del suelo pélvico puede conseguir que el suelo pélvico recupere el tono correcto para unas relaciones sexuales plenas. 

La referencia al dolor en la zona de la pelvis y/o el perineo. El dolor se puede localizar en la zona vaginal o vulvar, en el suelo pélvico posterior (zona anal) y entorno al sacro y coxis, a nivel de pubis o pelvis ósea. El dolor pélvico puede tener múltiples orígenes. Puede ser causado por el atrapamiento de un nervio (usualmente el nervio pudendo), por procesos inflamatorios musculares o articulares, por congestión pélvica … A menudo el dolor pélvico tiene un origen inconcreto. 

El dolor en las relaciones sexuales (dispareunia) puede ser de muchos tipos, según su origen, y generalmente suele ser al inicio de la penetración (superficial) o durante los movimientos coitales (profundo).

La dispareunia tiene muchas causas, tanto físicas como psicológicas: infecciones, cambios en los tejidos, cicatrices, tensiones musculares, problemas en la pelvis, mal posicionamiento de la matriz, congestión del fondo de la vagina, sequedad vaginal … son algunas de las causas directas de dolor en las relaciones sexuales. La fisioterapia del suelo pélvico es muy efectiva en el tratamiento de estas disfunciones. 

Es una pequeña herida en el canal anal, que genera un dolor intenso, tipo pinchazo, al defecar. El propio dolor genera una contracción de la musculatura anal, que impide una correcta vascularización del tejido y dificulta la cicatrización. La fisioterapia del suelo pélvico es uno de los factores importantes en el tratamiento de las fisuras. 

Es la pérdida involuntaria de materia fecal y/o de gases. La incontinencia anal puede ser de heces sólidas, de heces líquidas o sólo de gases. El tipo de pérdida está vinculado con la gravedad de la disfunción.

La incontinencia anal puede tener un origen obstétrico, postquirúrgico (intervención de hemorroides, fístulas, próstata, etc), un origen traumático (fracturas en la zona pélvica o en el cóccix), un origen farmacológico (radioterapia) o puede estar causado “simplemente” por una debilidad y, por tanto, por un mal funcionamiento de la musculatura del suelo pélvico. La mejora de la musculatura perineal y la reeducación del sistema ano-rectal son claves en el tratamiento de la incontinencia anal.

Es la perdida de orina en contra de la propia voluntad. Puede ser solo una gota o puede ser un volumen considerable. No importa la cantidad de orina, importa el hecho.

Incontinencia urinaria por esfuerzo: es aquella perdida de orina asociada a un esfuerzo (toser, estornudar, saltar, aumento peso, etc)
Incontinencia urinaria de urgencia: es aquella  perdida ocasionada por un deseo repentino e incontenible de orinar. El deseo puede ser ocasionado por un estimulo (agua, meter la llave en la puerta de casa, etc) o no.
Incontinencia urinaria mixta: es la combinación de las dos anteriores.

En los hombres la incontinencia urinaria suele estar asociada a intervenciones quirúrgicas prostaticas.

Cuando la próstata se hipertrofia (se agranda) genera problemas de obstrucción y disfunciones miccionales que repercuten en todo el suelo pélvico. Prostatitits y tumoraciones son algunos de las patologias prostáticas más frecuentes.

Si es necesaria cirugía es importante que los tejidos estén preparados y en condiciones óptimas para facilitar una buena recuperación. La cirugía de próstata suele dejar secuelas en forma de incontinencia urinaria y/o disfunciones eréctiles. La fisioterapia del suelo pélvico es importante tanto para preparar los tejidos y al sistema para la operación, como para mejorar los síntomas postquirúrgicas.

Popularmente conocido como "bajada" de órganos. Se pueden prolapsar la vejiga (cistocele), la matriz (histerocele) o el recto (rectocele). Los síntomas más usuales de los prolapsos son sensación de peso o de empleo dentro de la vagina.
En los casos más avanzados se puede notar o ver una "bola" que aparece por la vagina. Los prolapsos más severos se tratan quirúrgicamente, usualmente mediante la implantación de una malla, pero los prolapsos iniciales son perfectamente controlables con fisioterapia del suelo pélvico, postura y gimnasia abdominal hipopresiva. En caso de que haya sido necesaria o se plantee una cirugía, el tratamiento del suelo pélvico es muy importante para preparar los tejidos y para evitar recaídas.

Se caracteriza por la dificultad de evacuar las heces y / o la ausencia del impulso defecatorio durante días. El impulso de defecar puede estar presente, pero representa un esfuerzo importante. Se puede ir de vientre cada día y sufrir un estreñimiento distal si el acto es dificultoso o doloroso El estreñimiento es uno de los síntomas de un suelo pélvico con problemas. El estreñimiento es también causa directa de disfunciones del suelo pélvico. 

Hace referencia al deseo repentino y imperioso de orinar. A menudo esta situación viene acompañada por un aumento de la frecuencia en la micción, en este caso hablaríamos de vejiga hiperactiva. La terapia usual de esta disfunción es farmacológica, pero la fisioterapia del suelo pélvico tiene propuestas y mucho que decir en el tratamiento de la urgencia miccional.

Es un espasmo involuntario de la musculatura superficial de la vagina. Este espasmo puede impedir parcial o totalmente la penetración durante las relaciones sexuales. La mayoría de los vaginismo tienen un origen emocional o psicológico, pero también es posible desarrollar un vaginismo debido a una dispareunia de origen físico continuada. La fisioterapia del suelo pélvico forma parte del tratamiento del vaginismo.

 

 

¿Tienes preguntas?
Hablemos y te las contestaremos.