Especialistes en el Sòl Pèlvià

CONSEJOS PARA UN MUNDO SEXUAL MÁS SANO

orgasmo-620x400

 

 

El mundo sexual está lleno de secretos, tabús y sobreentendidos.

Pero los tejidos y la fisiología no entienden de tabús.

Pensemos en el mundo genital como una parte más de nuestro organismo.

Tiene sus necesidades y debemos atenderlas.

  • Conecta con su zona genital. Siéntela, mírala, tócala, conócela.
  • Mantén los tejidos sanos y bien hidratados. La vitamina E es magnífica para regenerar el tejido
  • Hacer ejercicios de contracción perineal ayuda mucho al mundo sexual. Con las contracciones la musculatura se llena de sangre y revive.
  • Haz contracciones suaves, lentas y amorosas. Es muy importante que pongas tu atención en la relajación post-contracción. Un músculo tenso duele.
  • No te lances a hacer ejercicios de contracción para tonificar si no te lo indica un fisioterapeuta de suelo pélvico. En la práctica clínica vemos casi más suelos pélvicos con hipertonía (demasiada tensión) que con hipotonía (débiles). El periné es delicado, no lo estreses.
  • La musculatura superficial (la entrada de la vagina) es la que está relacionada con el mundo y el placer sexual. Mantente en contacto con ella, tu función erótica te lo agradecerá.
  • Utiliza lubricantes adecuados. Los sabores y colores son divertidos, pero a veces insuficientes.
  • Los preliminares al coito tienen que ser largos. Es una necesidad fisiológica. Es un tiempo necesario para vascularizar la zona.
  • Regálate orgasmos con generosidad. El orgasmo es la manera fisiológica de contraer la vagina. Además, todo el proceso de excitación genera un gran movimiento de sangre en la zona. Recuerda, la sangre es vida para los tejidos.
  • No tener pareja no es excusa para no tener orgasmos
  • No aceptes desconexiones ni atrofias vaginales. Que no le veas la cara en el espejo por las mañanas no implica que lo olvides
  • Si sientes que tu líbido ha caído, recógela. Proponte una pauta de orgasmos terapéuticos.
  • El dolor en las relaciones sexuales no es normal ni aceptable
  • La función erótica (la percepción del placer) no sólo es fisiológica sinó que es necesaria. Forma parte del ser humano. No la rechaces
  • Rehabilita, mejora, descubre, despierta tu función erótica. La fisiosexología te ayudará.
  • Si tu vida sexual anda un tanto estancada, consulta a una fisiosexóloga. Te ayudará a conocerte y a renovarte. Evita caer en la rutina.