Specialists in pelvic floor

LA COPA MENSTRUAL, LUCES Y SOMBRAS

LA COPA MENSTRUAL, LUCES Y SOMBRAS

La copa menstrual está en boca de todas. Son: ecológicas, cómodas, asequibles…todo eso es una verdad, pero cuidado, no es oro todo lo que reluce, tiene muchos pros, pero también tiene contras.

Aportaciones de la copa:

  • Es cómoda
  • Es ecológica (reutilizable)
  • Es asequible económicamente
  • Es buena para las plantas
  • Evita los elementos químicos de otras opciones
  • Contacta a la mujer con su menstruación
  • Contacta a la mujer con su suelo pélvico

Para mi, la gran aportación de la copa es que las mujeres podemos ver nuestra menstruación. Nos permite observar como cambian los colores y las texturas en función de lo que vivimos y lo que sentimos Al conectar con la menstruación la reconocemos. Y eso es la base para a valorarla y a aceptarla como es.

Contras de la copa:

  • No es para todas las mujeres
  • Riesgo de Prolapsos (descenso/caída de órganos)

Si la copa resbala hacia la entrada a la vagina, puede ejercer un efecto de ventosa sobre los órganos pélvicos (útero…). Este efecto está directamente relacionado con el riesgo de prolapsos (descenso de órganos)

Para minimizar el riesgo de prolapso,  evita llevar la copa muy llena (evita el peso) así como durante muchas horas seguidas. El peso no es amigo del suelo pélvico.

Norma de oro: Cuando te quites la copa tiene que estar exactamente donde la dejaste, a la misma altura. Si la encuentras más abajo: cuidado!: Posible efecto de ventosa. Puede que necesites otro tipo de copa, o puede que tu suelo pélvico no quiera ninguna copa…  En este caso te recomiendo consultar con una fisioterapeuta de suelo pélvico para asesorarte.

Nota importante: La copa no se saca estirándola. Es muy importante plegarla y romper el vacío antes de sacarla

MITO: la copa es lo más sano para el cuerpo

¿La copa es más sana que el tampón? A nivel de tejido interno, sin duda. Pero lo más sano para el cuerpo no es.

Lo más sano es permitir que la sangre salga libremente cuando el cuerpo la libera. Lo más ecológico es recogerla con compresas de algodón, lavables y reutilizables. La menstruación es un regalo, y también un sistema de limpieza profundo. No es una buena idea mantener dentro del cuerpo lo que el cuerpo elimina

¿Esta opción es la más cómoda? Lamentablemente no, pero es la más fisiológica

Si tienes dudas, consulta con profesionales. Te asesoraremos

LA CANASTILLA REAL

Una de las cosas bonitas del embarazo es la ilusión con la que las futuras mamás preparamos el entorno y cada detalle para la nueva llegada familiar. Reubicación de espacios en casa, ropa, etc. Una de las cosas que hay que preparar es la bolsa del hospital, que llevaremos con nosotras el día del parto. Los hospitales suelen facilitar una lista “tipo” con cosas que podamos necesitar, por ejemplo sujetador de lactancia, camisón, resultados de las analíticas, etc.

Después de mi experiencia propia y la experiencia de muchas pacientes, hemos elaborado otra lista que complementa la que suelen facilitar a las familias.

  

    • Saquito de gel calor/frío. Para que el bebé pase por el canal del parto, el hueso sacro debe hacer un movimiento llamado contranutación/nutación, que permite la apertura del estrecho inferior de la pelvis y viceversa. Para que este movimiento pueda llevarse a cabo necesitamos la pelvis libre, en movimiento. Si estamos en el hospital y hemos optado por un parto/dilatación con epidural, y estamos inmobiles en la cama, este movimiento no se puede generar y consecuentemente se puede complicar un parto que va bien. Por ello, si tenemos por circunstancias que estar tumbadas durante la dilatación, nos puede ayudar mucho un saquito de gel, así aunque haya mucho peso sobre nuestro sacro, éste se podrá mover.También nos puede servir para calentarlo y mejorar así el dolor en las contracciones.
    • Bebida isiotónica/ suero en Agua.La dilatación es comparable a una maratón, y es por eso que necesitaremos aporte de electrolitos para tolerar mejor la fatiga. una buena manera es empezar a beber agua con un sobre de suero de rehidratación oral, o algun producto (bebida isotónica) de marcas conocidas que se puede comprar directamente en el supermercado.
    • Hinchador para la pelota y pelota.  Si en la fase de dilatación en casa, antes de ir al hospital, la postura en la que mas comodas nos encontramos es con la Fitball, y querremos seguir dilatando en ella en el hospital, es buena idea llevarse el hinchador, ya que es posible que las que nos encontremos esten deshinchadas, y no nos sirvan.
    • Foulard portabebé. No solo nos irá genial para salir del hospital con el bebé encima(LINK PORTEIG), sino que si hemos empezado a dilatar con él en casa, podremos seguir haciéndolo en la clínica.
    • Camisón/camisa abierta completamente por delante, tipo chaqueta.   Nos permitirá, no solamente estar cómodas lactando y facilitar el agarre del bebé al pecho,  sino realizar el piel con piel todo el tiempo que queramos sin tener que estar desnudas. Mejor llévate dos!
    • Ropa de bebé, (Gorro, manta y pañuelo de seda). Si otra persona que no sea la madre va a hacer piel con piel es interesante que la mami lleve estas prendas varios días mientras duerme para que tenga su olor. De esta forma, la seda imita el tacto del útero y el olor de la madre orienta al bebé.
    • Aceite de oliva, (del bueno). Tamaño para llevar. En el caso que la lactancia nos genere alguna herida o dolor, el aceite de olliva lo podemos usar para hidratar y cicatrizar las grietas en los pezones. Totalmente compatible con la lactancia. Igualmente en caso de grietas o dolor, contacta con una asesora de lactancia.
    • Material de confort. Para que la dilatación no se pare al llegar al hospital es importante mantener el máximo posible, un entorno de confort sensitivo, así seguimos generando prostaglandinas y oxitocina avanzando en la dilatación. Nos puede ayudar llevar nuestra música. confeccionar previamente una lista con nuestras canciones favoritas o aquellas que nos evoquen a la calma. También puedes llevarte aceite esencial con tu olor, unos buenos cascos para estar en tu mundo.

Ahora sí que solo falta esperar el gran momento!

Sílvia Alonso

Fisioterapeuta uro-ginecològica a Espai Alè.

LAS CLAVES DEL PORTEO

Portear es una práctica ancestral, existente en muchas culturas, y también en distintas especies animales, cosa que no nos extraña cuando tenemos hijos/as. Es tan práctico poder tener las manos libres! 

Como con tantas cosas, funcionamos por modas, y eso hace que la industria comercial se apunte al carro sin importarle nada más que sus ingresos. Las consecuencias de estas modas son que tenemos al alcance mochilas y productos no adecuados para nosotras o nuestros bebés, pero que se venden como ergonómicos. 

Para que nuestro porteo sea seguro para nosotras y para los bebés, aquí os dejo las 5 claves que hay que tener en cuenta para escoger una buena mochila!

  • El bebé siempre mirando hacia nosotras! Una mochila que permite llevar al bebé  hacia adelante, nunca puede ser ergonómica. La espalda del bebé debe quedar en forma de C, y las mochilas que permiten ir hacia adelante tienen una rigidez que no permite al bebé tener la espalda relajada, ni en posición fisiológica (ni mirando hacia nosotras ni hacia adelante)
  • El cinturón debe apoyarse en los huesos de la pelvis. No en la barriga ni en las lumbares!!. Si lo ceñimos a la cintura,  nuestra “faja natural“ no estaría trabajando, y eso nos puede causar problemas lumbares, abdominales y en nuestro suelo pélvico. 
  • Caminar como reinas. Cuando porteamos nos relajamos, y a menudo acabamos con la espalda curvada y el bebé apoyado en la barriga. Esto es una fuente de problemas para nuestro periné. Debemos protegernos. Cómo hacerlo? Imaginemos un hilo invisible que sale de la coronilla (no desde la frente! , no levantes la nariz)  y nos mantiene colgadas de la Luna. Así andamos como reinas, y sin apoyar el peso del bebé en la barriga. 
  • Las piernas del bebé en forma de M o ranita. Las mochilas ergonómicas tienen panel suficiente para que el bebé quede bien apoyado, y cómodo. Esta tela les llega hasta el pliegue de las rodillas, facilitando esta posición y la correcta formación y desarrollo de las caderas del bebé. El bebé tiene que estar con las piernas recogidas, no estiradas! 
  • Y por último, pero no menos importante, no os fiéis de la frase “apta desde el nacimiento“. Mochilas que son “ergonómicas”, normalmente no son adecuadas de los 0 a los 6 meses, ya que la separación de las piernas al colocar al bebé es demasiada para ellos durante mucho rato. Así, una buena opción para los primeros meses de vida (hasta los 6 o hasta que el bebé se siente solo) es un foulard elástico o semi elástico. Una vez el bebé se siente por sí solo, podemos pasar a la mochila, en la espalda, que reparte mejor el peso y nos evita dolores de espalda. 

Y siempre, siempre, “Be a Queen“!

Silvia Alonso

Fisioterapeuta Uroginecològica a Espai Ale

LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

En mi día a día en consulta me dedico a trabajar los problemas o las dificultades a nivel sexual de muchas mujeres.

Desde hace poco más de un año colaboro como voluntaria con Metges del Món Catalunya, dentro de un proyecto que trata el problema de la mutilación genital femenina.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos consistentes en la resección parcial o total de los genitales externos femeninos, así como otras lesiones de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos.
La MGF es reconocida internacionalmente como una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas. Refleja una desigualdad entre los sexos muy arraigada, y constituye una forma extrema de discriminación de la mujer. Es practicada casi siempre en menores y constituye una violación de los derechos del niño. Asimismo, viola los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física, el derecho a no ser sometido a torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes, y el derecho a la vida en los casos en que el procedimiento acaba produciendo la muerte.

La visibilización de esta realidad es muy importante de cara a la erradicación de la práctica. Desde metges del mon ofrecemos talleres de sexualidad, en los que promovemos espacios donde compartir experiencias. Nuestro principal objetivo es concienciar sobre lo que significa la ablación, y sobretodo las consecuencias que tiene para la salud de las niñas y futuras mujeres.

1-. Para una primera aproximación a la mutilación, debemos saber que hay distintos tipos:
Tipo 1: se corta el glande del clítoris y a veces también el capuchón del clítoris.
Tipo 2: se corta glande, capuchón y parte de los labios internos.
Tipo 3: (también llamada infibulación) se cortan labios internos y/o externos y se cose un lado con el otro dejando un orificio mínimo. No siempre se corta clítoris.
Tipo 4: otros tipos de prácticas (por ejemplo: punción en clítoris en algunos países árabes).

Debemos saber que esta práctica no está considerada un procedimiento médico, por lo tanto es realizada por una persona sin formación, con lo que tampoco sabe a ciencia cierta qué es lo que corta exactamente. Generalmente lo hace una mujer de referencia en la zona, suele ser mayor, y en casos en los que se ha reducido el orificio, es la misma mujer que en la noche de bodas vuelve a cortar a la novia para que pueda tener coito. Cuando la mujer que ha sido sometida a la mutilación tiene algún problema causado por la misma, acude a esta mujer, quien vuelve a cortar e incluso a veces llega a coser parte de los labios internos reduciendo aún más la abertura vaginal.
Evidentemente ocasiona muchos problemas, el procedimiento muchas veces se hace como un ritual en el que participan varias niñas, se utiliza la misma cuchilla para todas, sin esterilizar ni desinfectar, lo cual puede provocar la transmisión de enfermedades/infecciones como la hepatitis o el VIH, entre otras. A nivel más físico se pueden dar fístulas, provocar desgarros importantes en los partos, dolor en el coito, y un largo etc.

2-. Dónde se realiza:
Sobretodo en países del Sáhara, pero lo que hay que tener en cuenta es que no todas las etnias de un mismo país la practican. La mayoría llevan a cabo la tipo 1 o tipo 2, las zonas de mayor conflicto, cuerno de África y Yemen, la tipo 3 o infibulación.


3-. Origen:
Generalmente hay distintas teorías, algunas asociadas a la religión, otras a motivos de higiene, de salud, etc. Todas ellas se desmontan “fácilmente”, pero lo que acaban teniendo en común es que todas ellas perpetúan la desigualdad entre mujeres y hombres, ya que lo que se busca siempre es “la pureza” de la mujer. Entendiendo la pureza como la fidelidad a un solo hombre, la falta de deseo sexual hacia otras personas que no sean su marido. Muchas veces el no hacerlo supone una deshonra para la familia.
En los talleres siempre hay un espacio en el que se habla de los mitos y realidades, algunos ejemplos de mitos son que si el clítoris no se corta puede crecer tanto como un pene; que si está íntegro y durante el parto toca al bebé puede matarlo; garantiza la fidelidad de la mujer y que llega virgen al matrimonio, etc. todo esto al final supone una presión social que obliga a que personas que podrían no ser partidarias la acaben llevando a cabo.

4-. Edad en que se realiza:
Depende de la etnia, aunque se está fomentando el hacerlo cada vez a edades más tempranas ya que “la niña sufre menos, cura mejor y da menos problemas”. Por lo tanto, a veces sobre los 7 años como paso de niña a mujer; otras siendo más mayores, antes de casarse, para asegurar la virginidad de la mujer antes del matrimonio; en ocasiones bien pequeñitas, antes del año incluso.

5-. Trauma:
Como en casi todo el mundo, la mujer es silenciada, lo que supone esta experiencia a cada una de las niñas que pasa por ella no se habla, sobretodo cuando se entiende el significado que se le da de pureza y honra. Por lo tanto, la vivencia de la sexualidad está distorsionada en muchas ocasiones, aunque aquí confluyen otras realidades como son los matrimonios de acordados en que un hombre adulto “elige” a la niña, la poligamia sobre la cuál únicamente decide el hombre, en definitiva por el machismo que acaba siempre degradando la situación de la mujer en la sociedad.

Aunque parezca un tema que nos queda muy lejos, es una realidad que se da también en Catalunya, y por supuesto en Europa, y si hay interés se puede colaborar fácilmente (aunque sea informándose para empezar, y crear conciencia).

Sara Giol
Fisiosexóloga Espai Alè

Fisura Anal, desde la fisioterapia te podemos ayudar

Si manchas el papel al defecar, tienes dolor durante o tras la evacuación, picor anal y/o sientes que el ano está muy cerrado, puede ser una fisura.

Y qué es? es una pequeña lesión muy dolorosa en el canal anal, que a veces tiende a ser crónica y desesperante. Es muy desconocida, se da tanto en hombre como mujeres y es muy frecuente en el postparto.

Cómo se produce? Suele aparecer tras un episodio de estreñimiento o diarrea aunque a veces no se sabe por qué, y las favorece la lesión previa de la mucosa anal (hemorroides, sexo anal, enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedades infecciosas, cáncer anal, quimioterapia…)

Por qué cuesta curarla? porque genera un círculo vicioso en el que el dolor de la herida tensa la musculatura, lo que produce falta de riego sanguíneo en la zona que hace que cure mal, a la vez que dificulta la defecación, por lo hay que empujar más y se reproduce la fisura

Cómo se cura?

La práctica de estos consejos suele ser suficiente en la mayoría de los casos:

  • Para ablandar heces, tomar más agua y tomar fibra. En ocasiones hay que recurrir a laxantes
  • Evitar irritantes como el alcohol o comidas picantes.
  • Relajar el esfínter con baños de asiento con agua caliente.
  • Defecar de forma correcta: tratar de no empujar, sacar el aire si tienes que hacerlo, respetar el deseo defecatorio para que sea más fácil, usar un taburete bajo los pies como en posición de cuclillas
  • Facilitar la irrigación de la zona evitando estar sentado sin moverse muchas horas y realizando ejercicio
  • Bajar el nivel de estrés

Pero cuando no son suficientes,desde la fisioterapia te podemos ayudar complementando los consejos generales y el tratamiento médico.

Cómo lo hacemos? Realizamos terapia manual miofascial, usamos diatermia (indiba), electroestimulación del tibial posterior, reeducamos la postura, el complejo glúteo analy la defecación.

Es un tratamiento que no es inmediato, necesita implicación por parte de los pacientes, y suele tener alguna recaída. Pero la satisfacción al lograr curarlas cuando ya la única opción era quirúrgica, especialmente en pacientes que NO querían esa vía, es fantástica.

Y en caso de ser necesaria la vía quirúrgica, ayudamos a preparar la operación y podemos acompañamos el postquirúrgico favoreciendo la cicatrización.

 

Ana Escudero

Fisioterapeuta especializada en reeducación suelo pélvico y abdomen